Movimiento Maker en UK: Introducción

Imagen de Tana

Aprovechando mi estancia en Inglaterra, durante las próximas semanas iré visitando y recopilando información sobre los espacios, grupos y actividades relacionadas al Movimiento Maker en Reino Unido. Trataré de abordar el tema de manera amena y remarcar las diferencias de todos estos lugares y eventos, así como los fines que los unen y los logros que han alcanzado.

Pero... ¿Qué es el Movimiento Maker?

El Movimiento Maker es como se ha denominado a la actividad de construir, modificar y compartir llevada a cabo por grupos e individuos alrededor del mundo en los últimos años. Hazlo tú mismo, robótica, fabricación digital, electrónica, programación diseño, ciencia y otros temas se entrelazan en este movimiento que está mostrando el potencial de sumergirse en una cultura innovadora y creativa. Estas personas apasionadas por variopintos temas se han dado cuenta de que no están sólos y que existe una amplia comunidad, virtual y física, que comparte sus objetivos e intereses. Desde discutir porqué una tostadora con USB cambiaría el mundo hasta crear mercados comerciales enteros como la impresión 3D.

Un montón de gente apasionada por crear y compartir que se ha dado cuenta de que juntos somos más. Una conclusión que parece tan trivial ha sido la chispa que ha arrancado un movimiento que promete quedarse para cambiar la forma en la que innovamos y nos desarrollamos local y globalmente.

Vale la pena destacar que el Movimiento Maker no está hecho de Arduinos o impresoras 3D. Son herramientas, pero la clave está en la acción de juntarse y crear, sea cual sea el método o la plataforma. Asimismo, el conocimiento libre y el código abierto han sido casi dos los pilares en los que se sustenta la evolución de este movimiento.

¿Pero eso no lo hacíamos ya?

No. La clave para que estas acciones se convirtieran en un movimiento a sido Internet. La red de redes a actuado como un catalizador, permitiendo compartir y comunicar a individuos y grupos usualmente aislados con el resto de forma que se creó una subcultura en la red en torno al DIY, la fabricación, la reparación, el hacking y otros temas relacionados. La clave respecto a otras subculturas que circulan por la red es que ésta ha sabido, casi por definición, salir del mundo virtual y volcarse en el mundo físico. Ahora los individuos construyen y muestran sus obras, no sólo en su comunidad online, sino también a su entorno local a través de distintos grupos nacidos de dichas comunidades.

Este movimiento ha conseguido unir dos necesidades del ser humano a una escala que no se había podido hacer antes. Creatividad y comunidad unidas de la mano gracias a Internet y la acción de miles de grupos alrededor del globo.

¿Y esto a donde va a parar?

Por suerte o por desgracia, nadie lo sabe con certeza. Ciertos medios lo califican de moda pasajera, mientras otros lo señalan como un punto de inflexión similar a una revolución industrial. Pero sin duda es un objeto de estudio interesante. Por eso iremos explorando los distintos espacios de Reino Unido donde se respira este ambiente de creatividad y comunidad. Sus historias, formas de trabajo y alguna que otra descabellada locura. Espérense cualquier cosa, el límite es la Luna.